Cate Blanchett alaba a Marion en ”De óxido y hueso”


Imagen

Una mujer que pierde sus piernas en un extraño accidente con orcas después de formar un vínculo emocional con un vagabundo, que rescata su dignidad en una pelea en una discoteca.

Un milagro cinematográfico es lo que ocurre en “Rust and Bone.” No solamente una situación excepcional que se vuelve verosímil y electrificante. Este juego de circunstancias bizarras tienen como resultado una película de una reveladora profundidad emocional, gracias a que la introspección de Marion Cotillard ha chocado con el desquiciado de Matthias Schoenaerts.

Decir que las interpretaciones son hipnóticas es un eufemismo. Se comprenden totalmente sus poderes únicos, Jacques Audiard ha creado un universo donde la lucha callejera y estar cerca de la muerte por una orca asesina son casi un desahogo, él construye una tensión externa alrededor de estos hechos cotidianos.

En la película hay dos de las interpretaciones más talentosas, atractivas y arriesgadas de la actualidad, dentro de una relación física no sentimental aún, que crea la suficiente tensión.

Marion crea una única e innovadora combinación de lo erótico, banal e incendiario. En “Rust and Bone,” ella una vez más, nos recuerda, que es una maestra de la inquebrantable complejidad psicológica. Ella, en solamente el tiempo necesario, refleja nuestros miedos más profundos.

Esta película la corona como una actriz con poca consideración por el poder de su belleza cinematográfica, excepto cuando ella puede aprovecharla para desvelar la profundidad oculta de su personaje y su melancolía existencial. Este es un notable descuido que nos desvela la brutalidad emocional y fragilidad de Marion casi al mismo tiempo. Revelando fuerza en un contexto de incertidumbre monumental, Marion crea un personaje lleno de nobleza y sinceridad, que se fusiona sin problemas, dentro de un mundo que no podríamos conocer sin ella. Su interpretación es tan inesperada como tan poco sentimental y tan cruda como el film en sí mismo.

Ella está simplemente impresionante. Otra vez.

Traducción: Marion Cotillard Spain.
Fuente: Variety.com

Anuncios