Críticas de ”Rust and Bone”


Filmin.es: ¿Que es el cine de autor?…es la pregunta que jocosamente retaba a contestar el reciente Festival de Cinema d’Autor de Barcelona a sus más cercanos colaboradores y participantes. Una pregunta tan rebuscada como necesaria a la que el Festival de Cannes se ha encargado de dar respuesta este año con la presentación de sus dos primeras películas en Sección Oficial. Tanto “Moonrise Kingdom” ayer, como “Rust and Bone” hoy, han sido recibidas con gran efusividad entre una crítica internacional que no ha dudado en emparentar directamente ambas películas a las anteriores obras de sus responsables. Una lleva el inconfundible sello de Wes Anderson, la otra, el de Jacques Audiard.

Así las cosas, cine de autor podría significar la última película de Wes Anderson tanto como la última de Jacques Audiard, al fin y al cabo, ambas nos siguen trasladando el particular mundo de ambos autores con su inonfundibles señas de identidad, es decir, las mismas señas de identidad que lucían sus anteriores films. Y a todo esto, se me olvidaba…¿Marion Cotillard candidata al Oscar? probablemente ponga la guinda, pero mejor…vayamos por partes.

¿De qué va?

Adapta un libro de relatos cortos (también titulado “Rust and Bone”) para centrarse en dos de sus principales personajes: una cuidadora marina que pierde las piernas por el ataque de una orca y un boxeador obligado a combatir en peleas callejeras.

¿Quién está detrás?

Además de tener al director de “Un Profeta” y “De latir mi corazón se ha parado” tras la cámara, tiene a Craig Davidson tras el libro, un autor a quien el mismo se compara con Chuck Palahniuk.

¿Quién sale?

Por un lado, Marion Cotillard en un papel de Oscar, es decir, cazadora de ballenas traumáticamente postrada en una silla de ruedas. Por el otro, un boxeador callejero llamado Matthias Schoenaerts, es decir, el voraz protagonista de la avasalladora “Bullhead”. ¿Resultado? Una de las parejas más sugerentes que el cine europeo nos pueda ofrecer.

¿Qué es?

“Vidas rebeldes” + “Drugstore Cowboy” pasado por el filtro Audiard

¿Qué no es?

“Intocable”

¿Qué ofrece?

A falta de actualizar y completar mañana las cróncias de los principales medios nacionales, os dejamos con la efusiva acogida que ha le ha brindado la crítica internacional, las tibias primeras impresiones que nos llegan por parte de la crítica española y la estupenda crónica de Luis Martínez, crítico de El Mundo, quien nos describe a la perfección el posible cara y cruz de la nueva película de Jacques Audiard. Así pues, al lío.

Cruzamos el charco y empezamos con David Poland de Movie City News, quien no ha dudado en calificarla en su twitter como una obra maestra y llevarla directa al Oscar: “Audiard nos brinda una obra maestra. Transita territorios que nos son familiares pero de forma completamente única. Cottilard y el guión serán nominados al Oscar”.

Una efusividad que Drew McWeeny nos razona de forma tan visceral comos sincera en Hitfix: “Nunca esperé escuchar el “Fireworks” de Katy Perry en un contexto que me conmoviera tanto como lo ha hecho en “Rust & Bone”, una pieza que respira belleza por los cuatro costados, y que si no termina entre mis films favoritos del festival significará que estamos ante una edición de proporciones épicas. Audiard merece ser aplaudido una vez más por la forma en que toma la convención melodramática y la adapta a su particular sensibilidad propia para brindarnos un potentísimo cuento sobre los recuerdos que todos nosotros llevamos dentro y de los dolores que nos han formado”.

Kevin Jagernauth tampoco duda en otorgarle una A y presentarla como seria candidata al Oscar en The Playlist: “Sangre y agua fluyen libremente en la hermosa y conmovedora “Rust & Bone “. y añade ” es un magnífica e imponente película que no podemos esperar para volver a ver y que a principios de año ya la podemos encumbrar, sin ninguna duda, como una de las principales favoritas para la temporada de premios”.

Más comedido se muestra Eric Kohn en Indiewire, dedicándole una B+ y aclarando que “Jacques Audiard se pone sentimental con “Rust and Bone” y con una agridulce Marion Cotillard como principal vehículo. Y añade: “Un simple vistazo a la filmografía de Jacques Audiard revela una colección de rostros masculinos con el ceño fruncido, no es el caso de su última película que, sin embargo, nunca llega a la misma altura aunque siga la misma trayectoria fundamental de su obra. La satisfacción por lo que es, la película no hace sino confirmar el pulso de Audiard tras la cámara y la participación de los actores idóneos para triunfar en algo tan importante como la retribución”.

Una contención a la que también se apunta Peter Debruge en Variety afirmando que “Rust & Bone” resulta tan impresionante como exagerada en su juego de contrastes”

Y tanto ni tan poco para un Todd McCarthy que la destaca en The Hollywood Reporter por su “valiente tratamiento para un drama que de buenas a primeras se presenta emocionalmente convencional pero que finalmente se traslada como un envolvente y sólido drama”. Y añade: “el último film de Audiard se beneficia de actuaciones sin barnizar y francas de Marion Cotillard y Matías Schoenaerts.

Y en reino británico David Gritten le otorga 4 estrellas en el diario Daily Telegraph evocando una sugerente continuidad a su exitoso pasado reciente: “Sus tres últimos títulos, “Lee mis labios” (2001), “De latir mi corazón se ha parado” (2005) y el excelente drama carcelario “Un profeta” (2009), eran tensas narraciones enraizadas en su talento para el detalle. Su último film comparte todas sus virtudes. (…) Además nos regalas dos actuaciones imponentes en una película de verdadero poder. “Rust & Bone” no esta dirigida a todos los públicos, pero es un proceso complejo cuyo éxito solo puede asegurar el trabajo más exigente”.

Al igual que su paisano Peter Bradshaw, quien afirma en The Guardian “que esta conmovedora historia de amor de Jacques Audiard traspasa los límites de la pantalla como si de una intensa marea se tratara y merece ser inundada con premios”. Y añade que “Rust and Bone” es una propuesta muy diferente cuyo candor y fuerza se combinan con el compromiso y la inteligencia de sus dos protagonistas” para acar dedicándole otras 4 estrelllas.

Y como era de esperar, en Francia no hay ni herrero ni tampoco cuchillo de palo. Serge Kaganski hace hincapié en Les Inrockuptibles de la precisa planificacción de una película que le llega de forma tan potente como robusta: “Rust and Bone es un inmejorabl ejemplo de lo que significa control, intensidad y, por último simplicidad a la hora de rodar. (…) Cada plano esta impecablemente compuesto, iluminado, y es capaz de servir a la historia así como a los personajes al mismo tiempo. La mayor parte de su éxito radica en la construcción de los personajes, algo que se lo debe a sus actores: sus cuerpos, sus voces, sus interacciones, sus miradas, en definitiva, su gama de sentimientos”.

De la misma forma que Frédéric Foubert también escribe en Premiere que “Audiard amasa este monstruoso material narrativo, siempre en movimiento, con un arte que sólo alguien como él, un maestro muy seguro de sus cualidades y sin precedentes en Francia, es capaz de amasar: la dirección de actores, su tuante musicalidad, sus económicos e increíbles diálogos, el infernal poderío de su montaje, la capacidad de plantar mil anotaciones en pocos rayos, su decoración impresionista … Todo al servicio de un nuevo retrato de la condición humana, enojado y brutal, que deja al espectador agotado, aturdido, desangrado. definitavemente KO.”

¿Y en España? De momento solo disponemos de las opiniones de un Ricardo Aldarondo, crítico de El Diario Vasco y colaborador habitual de Fotogramas, quien twittea “‘De rouille et d’os’ de Jacques Audiard drama sólido y emotivo, pero menos intensa que ‘Un profeta’. Espléndida Marion Cotillard”.

Y de un Luis Martínez, pletórico como es habitual en él, que es capaz de mostrarnos en El Mundo las dos caras de la moneda de “Rust & Bone”: “El francés Jacques Audiard insiste en su cine voraz, tóxico e imperfecto. (…) Bien es cierto, líricas a un lado, que poco tarda la historia en detenerse, en declararse en fuga por culpa de, precisamente, la violencia del planteamiento. Poco se puede decir después de condenarlo todo. Lástima, en definitiva, que Audiard no se atreva a la tentación del precipicio y prefiera antes la seguridad de un desenlace demasiado extraño, cómodo, quizá torpe. Si se quiere, una película necesariamente imperfecta. En cualquier caso, al final, queda la sensación limpia y cruda de la carne cruda. Que es lo que cuenta”.

Finalmente señalar que en el cuadro crítico de Micropsia cuenta de momento con un aprobado raspado, es decir, un 5.3. Entre las notas más destacadas, el 5 que le otorga Eulalia Iglesias de Caiman Cuadernos de cine o el 4 que le da Alejandro G. Calvo de Sensacine.

Anuncios