Portada y entrevista en el magazine francés ”Obsession”.


Marion Cotillard pour Obsession Jean-Baptiste Mondino

Rust and Bone de Jacques Audiard, marca tu esperado regreso, no sólo al cine francés, si no, finalmente a un papel protagonista – el cual no habías hecho desde hace más de dos años …

Sí. En los últimos años, he tenido la sensación de que caminaba a través de diferentes mundos, sin el peso de una película completa sobre mis hombros. Y eso ha sido así desde La Vie en Rose. Me divertí mucho, pero quería volver a un papel protagonista.

Pero también a un papel actual …

En los Estados Unidos, en efecto, las propuestas han sido películas de época. O atemporales como Inception. Little White Lies, la película de Guillaume, me hizo bien en ese sentido, porque mi personaje era más de mi tiempo. Eso hace tiempo que no ocurría. Pero de repente, me dí cuenta de una nueva complejidad para mí, desde ese papel creo que tengo una mayor capacidad para construír un personaje que es más lejano a mí. Lo más simple, es la aventura. Ésto se hace más palpable. Interpretar a alguien más cercano a tí, requiere otro abandono. Estamos obligados a extraer más cosas personales. Escuchas tu voz. Debo admitir que hacer Pequeñas mentiras sin importancia fue complicado para mí, estoy más perturbada por esa proximidad.

No puedes esconderte más detrás del personaje?

Cuando trabajo, no controlo todo, pero sí controlo algunas cosas como: el lenguaje corporal, la voz…. Conozco la diferencia entre el dominio y el control dentro del control, siento que no hay descuido que cree la magia. Esta magia está en el personaje más allá de lo que se pretende.

Hay lo que queremos dar y lo que ocurre, más allá de nosotros. El personaje está más allá de la fabricación y la intención. En el set de Little White Lies, tuve un tiempo complicado de controlar. Demasiadas cosas inmediatas. Principalmente, intenté crear un personaje con un cuerpo muy diferente al mío. El cuerpo cuenta mucho de un personaje. Intenté alejarme de mí misma, pero debo admitir que no pude hacerlo.

Uno imagina que esa proximidad a Guillaume y al equipo no ayudó …

No quería protegerme a mí misma de esa proximidad. La protección, es más bien, sorprendente, dado que eres actor. El actor no está en una carretera, está en peligro. “El actor desnudo” no es un cliché.

No sientes que te escondes o que nos protegemos. Me gusta y me divierte construír una voz, dar lugar al lenguaje corporal diferente al mío, pero en ”Pequeñas mentiras sin importancia”, era imposible. Tuve que encontrar lo contemporáneo,  de lo cual, he perdido la costumbre en los Estados Unidos. Así, que pusé cosas mías. No me arrepiento en absoluto, pero reconozco que esa película,  de repente, me agarró. Veía un gesto y ese gesto era mío. Se volvió aterrador. Tardé en aceptarlo.

En La Vie en Rose, estabas atrapada en el cuerpo de Piaf?

No lo sentí así. Olivier [Dahan] no lo veía así, de todos modos. Él esperaba un encuentro, entre Piaf y yo. El proceso fue muy largo para entender como fue ella, así pude dominarla. No sabía si lo había hecho, pero después de dos semanas, eso de repente, se volvió fácil. El trabajo previo, de los últimos meses, facilitó que dos semanas de rodaje, me sirviesen para meterme dentro de ella … Pero eso todavía llevaba tiempo todos los días. Llegaba muy pronto al set, me aislaba, para entrar en el personaje. Media hora de maquillaje y peluquería y luego 10 minutos para “comunicarme”, decíamos. Pero una vez que se había ido, se fue.

Y la de Audiard?

Es una adaptación de Craig Davidson. Un escritor increíble – tan joven, 27 años – pero ya escritor. El tipo es absolutamente brillante. Pero más allá de eso, fue una aventura completamente nueva para mí, llena de niveles aterradores.

Por qué?

Porque esta es la primera película que hago – No suelo hablar normalmente de mi vida privada, pero está ligada a esta experiencia , así que no puedo evitar hablar sobre ella  – desde que soy madre. Y fue extremadamente complicada.

En qué sentido?

Eso hizo la aventura más intensa. Mi hijo tenía 5 meses, era muy joven. Se da la circunstancia que dí el pecho a lo largo de la película. Porque normalmente me sumerjo en mi personaje de lleno. Pero este personaje no tiene nada que ver con un bebé, simplemente con la madre. Es una brecha demasiado grande. Suelo preparar una película, pero mi primer contacto fue durante el rodaje, en este caso. Porque ya estaba rodando Batman y las fechas se solaparon. La película de Jacques la dejé a medias. Tuve la oportunidad de terminarla, en un mes de descanso del rodaje de The Dark Knight Rises. Sin embargo, el contrato con los Estados Unidos, no me permitía volver con Audiard. Por seguridad y porque no es nada bueno rodar dos películas al mismo tiempo. Soy la primera que eso no me gustaba y lo encuentro muy preocupante. La película de Jacques me robó el tiempo. Empecé su rodaje a escondidas. Habíamos preparado anuncios, mentí sobre las fechas, explicaba que tuve un pequeño papel. A pesar de eso, estaba asustada por la idea, de que ellos se diesen cuenta. Un artículo de Variety,  lo desveló. Estaba asustada de que los americanos lo supiesen. Desde eso, fue complicado rodar … Tan pronto como los americanos me lo recordaron, me tuve que ir. Lo supe al final, Jacques y yo lo supimos también, poco tiempo pude darle a la película de Audiard. Menos mal, que Jacques suele trabajar con mucha antelación.

Y eso creo algo al final?

Se creo mucha tensión. Algo que fue real y palpable. En un cierto punto, dices: “Bueno, hay sólo eso, así que usamos lo que hay. Y todavía no está listo. ”

Eso te permitía soltarte más?

No lo hacía. Necesito más práctica. En esta historia todavía tienes que preparar los asuntos complicados. Y el set, era el doble. Era la Marion actriz y la Marion madre que tenía su hijo en el set a veces, tenía que comer, tenía que dormir… Una chica ocupada con su vida real cada cuatro o cinco horas. Era increíble. Pero yo no lo habría hecho de otro modo, así fue como me sumergí en mi personaje, Stephanie … La distancia entre Stephanie y yo, era demasiado grande para mí y quería correr el riesgo. Es un abismo. Necesitaba a mi hijo para no irme completamente hacia otra parte.

Stephanie es tan de temer?

Para mí? [Pausa] Es un personaje con el que me llevó bastante tiempo identificarme. Es extremadamente complejo. En el guión, no hay una evidencia específica de quien es ella. Es la historia. Tu punto de partida: No sabía nada. Jacques reunió a su equipo, a través de ellos, fuí capaz de recoger información. Cuando digo, que no se había pensado ni como vestía, por ejemplo. Pero psicológicamente, me tomó un tiempo entender quien era ella.

Éste es el punto fuerte de Audiard precisamente, su capacidad para rodar con eso …

Sí, desde mi punto de vista, es lo opuesto a alguien como Nolan, que construye estratos de tiempo. No sé si es un método suyo: no da datos. Tienes que hacerlo así. No hay mucho tiempo para entrenar y la batalla comenzará, la batalla ya comenzó … Nos encontramos nosotros mismos, en una posición de equilibrio.

La película es física?

Extremadamente física. Extremadamente sensual. Él es boxeador. Ahí está la violencia en la carne y la sensualidad de la misma carne, una sublimación de la carne. Ésto se imprime en el cine de Jacques. Este es quizás uno de los films, que es más físico. Pero con respecto a la discapacidad, me gustaría decir una cosa:  Stephanie es más discapacitada con sus piernas que sin ellas.

Matthias Schoenaerts, tu compañero en Rust and bone?

He sido afortunada en los últimos años de trabajar con gente cuyo talento es innegable, pero Matthias tiene una rara intensidad. Fue complicado durante el rodaje, tuvimos que hacer cosas muy importantes al principio del rodaje, así que no nos conocimos tanto después de todo… Luego me fuí 15 días a los Estados Unidos para Batman, dejando un agujero en la agenda de rodaje, eso fue completamente absurdo. Y entonces volví y me dí cuenta de que este hombre es uno de los actores más magnéticos con los que he trabajado. Su inversión es infinita. Puedo admitir que en la primera escena, me asustó. Llega tan lejos. A todas sus células. En esta película, para mí, para Jacques, para todos. Un actor sublime. Innegablemente guapo. Soltero. Michael Mann, a quien se lo presenté, me envió un e-mail al día siguiente simplemente diciendo: “Matthias es toda una revelación.

Para leer la entrevista completa, aquí.

Traducción: Marion Cotillard Spain.

Anuncios