Guillaume Canet está en España presentando ”Les petits mouchoirs”.


La pasión gala por el cine

“Los franceses tienen respeto por el cine francés”, explica Guillaume Canet en la Mostra de València tras presentar su filme “más personal”

 

“Los franceses tienen respeto por el cine francés”, aseguró ayer el actor y director galo Guillaume Canet, que ganó el Premio César (el homólogo al Goya) en 2007 con su segunda película como realizador, Ne le dis à personne, y ayer presentó en el marco de la Sección Panorama Mediterráneo de la Mostra de València su último filme, Les petits mouchoirs. Un filme que reconoció como “el más personal”, que llega avalado por un éxito de taquilla en su país (cinco millones de espectadores) y que la crítica ha alabado como su mejor película.

 

El realizador explicó que en Francia se hace mucho cine, unas 200 películas al año, e insistió en el gran respeto a los realizadores, a los actores y las películas producidas. Un comportamiento que achacó, hasta subrayó, “a que en Francia hay una gran pasión por el cine”, quizá cuestionando que en otros países ocurra lo mismo.

“La película aborda el tema del egoísmo, del egocentrismo, con algún elemento de cinismo”, explicó Canet, “habla de esas pequeñas mentiras que uno se cuenta a sí mismo y a los demás para no hacerse daño y no hacerlo a los otros con el fin último de hacer como si nada malo estuviera pasando”. De hecho la traducción de Les petits mouchoirs (una expresión que hace referencia a los defectos que se tapan con un pañuelo) se puede traducir como Pequeñas mentiras sin importancia.

Y es que el filme cuenta la historia de un grupo de amigos, con un elenco encabezado por Marion Cotillard y François Cluzet, que tras un suceso traumático deciden seguir adelante con sus vacaciones anuales en la playa.

Canet puntualizó que es la primera vez que escribe el guion él solo y después hizo una confesión: “También es la primera vez que en el guion hay tanto de mí, es la primera vez que es tan personal”. Y añadió entre risas: “Me ha servido como psicoanálisis, que probablemente sale muy caro pero a mí me ha dado beneficios, aunque no tantos como los beneficios del productor”.

Para finalizar, Canet pidió expresamente a los periodistas, o a cuantos vean su película, que no desvelen el final de Les petits mouchoirs.

Canet ha participado como actor en dos docenas de largometrajes, y entre sus trabajos con mayor repercusión en España se sitúan La playa (2000), de Danny Boyle, en la que actuó junto a Leonardo DiCaprio, o Vidocq (2001), dirigida por Pitof, junto a Gérard Depardieu. En 2007 ganó el César con su adaptación de la novela de Harlan Coben No se lo digas a nadie.

 

Fuente: http://www.elpais.com/

Anuncios